¿Qué energía renovable puedo instalar en mi casa? IV ENERGÍA MINIEÓLICA

Posted on Miércoles, marzo 20th, 2013 at 11:43

eolico si

Los aerogeneradores han tenido una amplia presencia en nuestro país desde hace muchos años. Desde los primeros molinos de viento utilizados para moler el grano hasta los actuales aerogeneradores para generar energía, se ha progresado muchísimo en esta tecnología, y ha permitido que nuestro país sea puntero.
La energía eólica consiste en el aprovechamiento de la energía del viento para transformarla en energía eléctrica, a través de un aerogenerador. El viento, arrastra las palas conectadas a un generador, y éste transforma esa energía mecánica en energía eléctrica. Este recurso es una fuente de energía inagotable y autónoma.
Dentro de la energía eólica existen dos vertientes diferentes. La primera, la gran eólica, es la que todo el mundo conoce y por la que somos punteros en España. Los grandes parques eólicos en nuestro país han hecho de las empresas españolas, una referencia a nivel mundial. Por otro lado, la energía minieólica consiste en la instalación de un pequeño aerogenerador con el objetivo de, o bien autoabastecernos energéticamente, o bien ahorrar en la factura de la luz.

En este artículo nos adentrarnos en el desconocido mundo de esta tecnología. Esta energía puede utilizarse de forma muy cómoda en casa, aunque hay varios factores que debemos considerar antes de hacer esta inversión, que pasaremos a detallar más adelante.

España es un país que ha generado unas importantes economías de escala en lo que a grandes aerogeneradores se refiere, pero la tecnología minieólica se ha quedado un poco atrás en este aspecto. Poco a poco España empieza a fabricar modelos de aerogeneradores más pequeños, que podremos usar en nuestra casa.

La instalación de uno de estos sistemas hará que hagamos un consumo más responsable para que nuestra instalación sea viable, pero más allá de este ahorro económico podremos experimentar la satisfacción de consumir la energía que estamos generando en el tejado de nuestra casa. Esto nos va a permitir ser más autónomos energéticamente hablando, y más eficientes, ya que cuanto más cercano esté el punto de generación al punto de consumo, menos pérdidas energéticas vamos a tener.

 

 

¿Me compensa realmente hacer esta inversión?

 

El aprovechamiento eólico no es posible en todas las zonas. Por ello antes de embarcarnos en esta aventura, es importante que hagamos un pequeño estudio de las posibilidades de la ubicación de nuestra casa para aprovechar este recurso. En la página web del IDAE (link 1) (Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía), tenemos la posibilidad de estudiar las características eólicas de nuestra casa y poder así determinar si merece la pena hacer esta inversión. En el apartado “Manual” se explica como funciona la aplicación paso a paso, y en el apartado “Acceso al aplicativo”, tendremos la opción de buscar nuestra localidad y analizar los datos recogidos.

Por lo tanto, gracias a esta aplicación podremos estudiar de una forma bastante precisa, cuales son las condiciones del recurso en nuestra casa. Una vez hecho este estudio, ya podremos dar paso a estudiar las condiciones económicas que tendrá nuestro proyecto para determinar si éste es viable o no.

 

¿Cuánto me va a costar y qué me cubre?

Como comentábamos anteriormente, actualmente los aerogeneradores domésticos son menos económicos en relación a los grandes aerogeneradores, pero se prevé que en un futuro cercano y gracias a las economías de escala, los precios sean más asequibles.

A medida que aumenta la altura, también lo hace la intensidad del viento. Por ello los aerogeneradores, para que sean más eficientes, se ubican en el tejado de la casa, lo más alto posible. La capacidad del aerogenerador suele ir determinada por los Kilovatios del mismo. Se estima un precio de entre 1000 a 3000 euros por Kilovatio, aunque a mayor potencia, mejor saldrá de precio el aparato en relación. Para que nos hagamos una idea de la inversión a realizar, un aerogenerador de 1,5 kilovatios nos puede salir de precio entre 5000 y 6000 euros. Este sistema en zonas de mucho viento, puede aportar hasta el 80% de nuestro consumo. Este precio incluiría la instalación del aerogenerador ya que es conveniente que se realice por un técnico especializado, aunque habría que sumarle el coste del mantenimiento de este sistema. Algunas marcas ofrecen el mantenimiento gratis durante un cierto tiempo, por lo que es importante que este dato lo tengamos en cuenta a la hora de hacer nuestra elección.

Gracias a esta producción energética, no solo podremos abastecer los aparatos eléctricos que utilizamos habitualmente (tales como la vitrocerámica, tomas de corriente …), sino que además podremos utilizar estos sistemas para climatizar la casa. Hoy en día existen numerosos aparatos de climatización que se alimentan de corriente eléctrica, como radiadores eléctricos o incluso suelo radiante.
Hay multitud de modelos diferentes en función del aprovechamiento que queramos hacer de él, y de las características de nuestra casa. A continuación explicamos de forma somera qué tipos de aerogeneradores podemos encontrarnos en el mercado.

¿Qué tipos de aerogeneradores hay?

Como comentábamos anteriormente, hay multitud de modelos (link 2) en el mercado. Todos ellos se clasifican en función de cómo es el eje sobre el que se apoyan las aspas del aerogenerador: horizontales o verticales.

● Aerogeneradores de eje horizontal: Son aquellos en los que las aspas giran en torno a un eje en posición horizontal. Estos aerogeneradores son los que podemos encontrar en una planta eólica española convencional.
○ Ventajas: alcanzan una mayor velocidad, por lo que a mayores vientos, sacan un aprovechamiento mayor. Además es más fácil aumentar la altura de los mismos, ya que a mayor altura, mayor intensidad del viento.
○ Desventajas: no aprovecha los vientos débiles y genera demasiado ruido.

● Aerogeneradores de eje vertical: Son aquellos en los que las aspas giran en torno a un eje vertical.
○ Ventajas: Eliminan el ruido por poseer el eje en vertical, y mejoran el rendimiento para vientos débiles
○ Desventajas: Es más complicado elevar la altura del aerogenerador, y tienen un rendimiento general menor que los anteriores.

Los modelos más comunes en la tecnología eólica son los aerogeneradores de eje horizontal. Para tratar de paliar las desventajas de éstos, se han creado los aerogeneradores multiaspa. Estas son las diferencias respecto a los modelos más habituales:

● Aerogeneradores de tres aspas: Son los más comunes en los aerogeneradores de gran tamaño. En cuanto a las ventajas y desventajas, se pueden aplicar las mismas de los aerogeneradores de eje vertical. Un ejemplo típico son los modelos de la marca Bornay.
● Aerogeneradores multiaspa: Un diseño formado por múltiples aspas alrededor del eje horizontal, hace que este aerogenerador aproveche mejor los vientos más suaves, en detrimento de aprovechar de forma menos eficiente los vientos más fuertes. Un ejemplo típico son los aerogeneradores de la marca Honeywell.

Como hemos visto existen numerosos modelos y diferentes . Cada modelo tiene unas ventajas y unos inconvenientes, que les distinguen del resto., pero cada uno está especializado en unas determinadas características, según qué condiciones de viento haya en nuestro hogar. Para todos ellos, es necesario una serie de accesorios obligatorios para su instalación, que pasaremos a detallar a continuación.

 

¿Qué instalación requiere?

En este sentido la energía eólica y la fotovoltaica tienen bastantes características en común. Estas aplicaciones nos dan la libertad de abastecer de energía un punto alejado de la red eléctrica, o abastecer un punto conectado a red haciendo que este consuma primero la energía producida, y que se abastezca de la energía eléctrica de la red cuando la producida no es suficiente.

La Energía eólica parte de la ventaja de que al igual que la Fotovoltaica, no es necesario la ubicación de apenas ningún equipo en el interior de la vivienda. Simplemente es necesario el inversor de energía y el cableado, además de un regulador de carga y unas baterías en el caso de que nuestro sistema sea autónomo. Estos sistemas minieólicos se pueden utilizar para dos destinos diferentes.

● Edificios que estén alejados de la red eléctrica

En edificios que no tengan acceso a la red eléctrica, resultará más económico instalar un sistema de este tipo, que estirar la red eléctrica hasta ese punto. No obstante, no nos podemos olvidar de que el viento es un recurso, como el sol, inconstante. Esta es una de las mayores desventajas en este tipo de energías. Por ello, para asegurarnos un suministro de calidad se recomienda o bien el uso de baterías para acumular el excedente de energía en momentos de mucha intensidad eólica, o utilizar una instalación híbrida usando un aerogenerador y un panel fotovoltaico. Esto nos garantiza que el único momento en el que nuestra instalación no genera energía es en un día nublado sin viento, por lo que la probabilidad de que nos quedemos sin suministro es menor.

● Edificios conectados a la red eléctrica

En estos tipos de instalación, lo que se busca es un ahorro en la factura de la luz, principalmente. La energía que consumamos en casa vendrá de nuestro aerogenerador. En momentos en los que el consumo energético sea superior a la energía producida, siempre podremos completar el suministro con la energía procedente de la red eléctrica.
A continuación detallamos los elementos de los que está compuesto cada uno de los sistemas anteriormente descritos:

● Sistemas comunes:

Aerogenerador: Es el elemento principal del sistema. Transforma la energía cinética del viento, en energía eléctrica en forma de corriente continua. Como se ha comentado antes, cuanto más alto esté situado el mismo, mayor viento tendrá y por lo tanto mayor capacidad. Es importante contar con el espacio que van a ocupar los cables tensores del aerogenerador. Se estima un radio de unos 3 metros.
Inversor: La energía que usamos en nuestra casa, en general se consume en forma de corriente alterna. Al producir corriente continua, es necesario que ésta pase a alterna. Esta es la función del inversor.

Cableado: comunica la corriente desde el inversor hasta la toma de corriente.

Mástil: Eleva la altura del aerogenerador.

● Sistema aislado:

En el sistema aislado, utilizaremos todos los elementos del sistema conectado a red, añadiendo los siguientes:

Baterías: Dependiendo de nuestro consumo utilizaremos un mayor o menor número de baterías. Por ello es muy importante que calculemos nuestro consumo eléctrico de la forma más precisa posible.

Regulador: Es el sistema que activa la acumulación de las baterías en el momento en el que la energía producida es mayor que la consumida, y que activa la descarga de la batería cuando la energía producida no es capaz de suministrar la demanda de consumo.

No solo es importante realizar esta instalación de forma correcta para asegurar que el sistema funciona al máximo rendimiento, sino que además es necesario realizar un mantenimiento periódico.

 

¿Qué mantenimiento necesita?

El mantenimiento necesario es sencillo. Es suficiente con una revisión visual de las piezas del aparato, una revisión de los tornillos y un apriete de los mismos en caso de que fuera necesario. Es recomendable que esta revisión se realice de forma anual. Lo realiza un técnico o se puede hacer personalmente.

¿Cuánto me va a durar?

Se estima que ciclo de vida de este tipo de aparatos ronde entre los 20 y los 25 años, dependiendo también del modelo escogido y del mantenimiento seguido en estos años.

 

En definitiva, ¿qué hago?

Cada vez sube más la factura de la luz, y esto hace que cada vez parezca más atractiva la idea de generar nuestra propia energía, sin tener que poner dinero en gastos de X y el déficit de tarifa.

Ante esto no hay que precipitarse y hay que estudiar cuales son las condiciones de nuestro hogar antes de decidirnos hacia un modelo u otro. Habrá que hacer un estudio de viabilidad tanto del recurso a través de la página web del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía. En base a este estudio y por supuesto, en función de nuestras posibilidades económicas, tendremos que elegir cual de los modelos anteriormente expuestos se ajusta más a las características de nuestro hogar y a nuestro consumo.

Un sistema minieólico como este no hay que verlo como una inversión inicial grande sino como una inversión a largo plazo que , en función de la potencia del generador, se recuperará antes o después, pero tal y como está el precio de la energía y lo que está por venir, queda claro que va a merecer la pena la inversión.

Links:
1 – http://atlaseolico.idae.es/
2 – http://www.allsmallwindturbines.com/

Referencias:

– IDAE
– Bornay
– Honeywell
– Kliux Energies
– Renovgal

Tags: ,

Leave a Reply