Autoconsumo: mucho más que producir energía.

Posted on Domingo, diciembre 4th, 2011 at 21:09

En un mundo donde las grandes corporaciones marcan nuestro destino, donde el bien común no existe, se vuelve a conceptos antiguos de independencia y ahorro. Nada en las tendencias actuales es nuevo, solo se mejora el uso tecnológico. Llevamos más de un siglo dirigidos por las empresas. Ellas nos facilitan todo lo que necesitamos y mucho más. No podemos continuar con un crecimiento infinito. ¿Volverá la cordura al mundo? De siempre mi abuelo, hombre de campo, me decía: “No es más rico el que más tiene, sino el que menos necesita”. Si aplicamos este concepto, sencillo pero contundente, cuando hablamos de autoconsumo, nos daremos cuenta que no basta con producir y gestionar de forma eficiente la energía limpia producida, hace falta ante todo ahorrar. Hablando de edificación se deben considerar todas sus fases, construcción, uso y retorno a la tierra. ¿Qué tipo de edificación necesitamos? ¿Cómo se debe utilizar la tecnología? ¿El autoconsumo está más cerca?
Podemos concentrarnos en la producción, nos quedaríamos en la superficie del problema. No solo hay que producir si no que hay que consumir lo menos posible, estropeando el planeta lo menos posible.

Solo pensando y diseñando ya podemos ahorrar mucho, es la primera acción: La casa bioclimática.
La parte más importante del ahorro esta en un buen diseño. Hay que dejar a los técnicos trabajar. Los conceptos son antiguos, pero ahora se aplican con un riguroso análisis del entorno. Y los ahorros son enormes sin prácticamente más gastos. Para implementarlo nos hacen falta planes urbanísticos que atiendan a estos conceptos. Si no solo se puede aplicar de modo aislado, como hasta ahora se han estando aplicando. Diseños llamativos sin arraigo social.

arq-bioclimatica. tiempo de confort con medidas pasivas en esp
TIEMPO DE CONFORT CON MEDIDAS PASIVAS EN ESPAÑA

Como llevamos a cabo nuestros actos: La casa ecológica.
En la naturaleza todo nace y desaparece sin ningún perjuicio para el planeta. Este concepto debe aplicarse a la hora de elegir los materiales para la construcción de nuestras casas atendiendo a todo el ciclo de vida. Los materiales que se degradan sin perjuicios para la tierra, también son buenos para las personas que las habitan, aportan calidad de vida a sus moradores.

Generando bien estar: las Energías limpias.
Hasta aquí todas las acciones son pasivas no implican ningún tipo de energía productiva. Una vez sacado el máximo de provecho y por lo tanto el máximo de ahorro, una vez que ya estamos gastando lo mínimo posible sin dañar al planeta, debemos elegir energías limpias para la producción de calor y agua cliente. Si la casa está bien diseñada no necesitara producción de frio para alcanzar grados de confort razonables.

Optimizar gracias a la tecnología
Desde este momento una vez que ya se han llevado a cabo todas estas acciones, podemos si la economía nos permiten, podemos mejorar en eficiencia, optimizando la energía gracias a las tecnologías. La domótica, los materiales eco con tecnología i+d+i nos ayudan a mejorar sustancialmente los ahorros. Es una opción, aun así debemos ir con cuidado y analizar la inversión a realizar y los retornos.

Y por último, la guinda del pastel: Hacia el autoconsumo.
Si además nos dejan, que está por ver todavía, producir nuestra propia energía de un modo eficiente, pudiendo verter a la red nuestro excedente para poderlo utilizarlo cuando lo requiramos, habremos cerrado un ciclo, un ciclo de vida y esperanza para el ser humano.

Porqué ir hacia el autoconsumo, exige mirar el mundo con nuevos ojos. Cambiar. Crecer como especie. Es difícil, pero solo hay que ir paso a paso. No es una revolución social es una transición a nuevos valores. Pensar en el hombre es pensar en la tierra, todo está unido y todos nuestros actos afectan de un modo positivo o negativo en los demás. En nuestra mano esta decidir dónde queremos estar.

Tags: , , , ,

Leave a Reply